Novaimagen Publicidad Integral

Somos una empresa joven formada en el 2006 con el objetivo de dar una alternativa más de calidad e innovación a los clientes.

martes, 31 de mayo de 2011

¿De que están hechas las tintas para impresoras?


Tinta

Cualquiera sea la tecnología aplicada a una impresora (hablando de las impresoras de inyección de tinta), el producto final consiste en tinta sobre papel, así que estos dos elementos son de vital importancia cuando se trata de producir resultados de calidad. La calidad de salida de las impresoras de inyección de tinta va de pobre, con los colores bandeándose, a excelente, cercano a la calidad fotográfica.
Dos tipos enteramente diferentes de tinta son usadas en impresoras de inyección: una es lenta y penetrante y toma alrededor de diez segundos en secar, y la otra es una tinta de secado rápido, la cual seca aproximadamente 100 veces más rápido que la anterior. La primera es generalmente mejor para impresión monocromática, mientras que la última es usada para la impresión a color. En la impresión a color, a causa de que diferentes tintas son mezcladas, éstas necesitan secarse lo más rápido posible para evitar la distorsión. Si es usada tinta de secado lento para impresión a color, los colores tienden a correrse y mezclarse (bleeding) antes de secarse.
La tinta usada en la impresión a inyección es basada en agua y esto trae otros problemas. Los resultados de algunas de las primeras impresoras de inyección tenían un alto riesgo de mancharse y correrse, pero en los últimos años ha habido un enorme avance en la química de las tintas. Las tintas basadas en aceite no son realmente una solución al problema, debido que elevarían demasiado los costos de mantenimiento del hardware. Los fabricantes están haciendo continuos progresos en el desarrollo de tintas resistentes al agua, pero los resultados de las impresoras de inyección son todavía débiles frente a las láser.
Uno de los mayores objetivos de los fabricantes de impresoras de inyección, es desarrollar la habilidad de imprimir sobre cualquier medio. El secreto de esto es la química de las tintas, y la mayoría de los fabricantes cuidan celosamente sus fórmulas. Compañías como Hewlett-Packard, Canon y Epson invierten grandes sumas de dinero en investigación para hacer continuos avances en los pigmentos.

Las impresoras de inyección de hoy usan tintes basados en pequeñas moléculas (menores a 50 nm), para las tintas cian, magenta y amarilla. Éstas tienen alto brillo y una amplia gama de colores, pero no son lo suficientemente resistentes a la luz o al agua. Los pigmentos basados en moléculas más grandes (50 a 100 nm), son más resistentes, pero no pueden entregar los mismos colores y no son transparentes. Esto significa que los pigmentos son actualmente usados solo para la tinta negra. Desarrollos futuros se concentrarán en crear tintas CMY resistentes al agua y a la luz basadas en moléculas más pequeñas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada